Adiós a las plagas de pulgones de los almendros

Se acabaron las plagas de pulgones de los almendros

 

Cuando los cultivos están en equilibro con el medio, aparecen insectos que acaban con las plagas más comunes de los frutales. En este caso,  nuestros almendros evitan el pulgón por simbiosis con avispas silvestres. Estos parasitoides que atacan a los pulgones son himenópterosque en estado adulto se alimentan, en general, de néctar y otras sustancias azucaradas. Cuando la hembra de un parasitoide pone un huevo sobre un pulgón, éste muere, cambia de color y se hincha.

 

 

También puede interesar

Dejar un comentario